Inadmisible, recomendación de la CNDH sobre el caso Nochixtlán: Sección 22 y Comité de Víctimas

Pedro Matías

Oaxaca, Oax. (apro).- La recomendación emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre el caso Nochixtlán claramente protege a los gobernantes, por tanto, es inadmisible.

Así lo plantearon integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y del Comité de Víctimas por Justicia y Verdad 19 de Junio. 

"No aceptamos ni avalamos esas recomendaciones de la CNDH porque claramente debemos entender que es una lucha social derivada de la inconformidad con la maldita reforma educativa que realizamos en 2016", precisó el líder magisterial Eloy López Hernández durante un mitin realizado en Nochixtlán, a 16 meses del fallido desalojo.  

Añadió: "No vamos a aceptar esas recomendaciones; exigimos castigo a los culpables materiales e intelectuales. La lucha va a seguir hasta cuando veamos a esos lacayos, esos cobardes que dieron la orden para poder masacrar a estos valientes hombres, y sean encarcelados gobernadores y mandos policiacos".

Con su fuerza policiaca, subrayó, el Estado Mexicano laceró el derecho humano, y lo que pasó en Nochixtlán, dijo, fue una batalla desigual, "porque nosotros con nuestros padres de familia estuvimos en la carretera por la defensa de nuestros derechos (…) y aquel 19 de junio estábamos con las fuerzas y lo único que teníamos eran piedras y algunas compañeras apoyando con vinagre".

Del lado del Estado, añadió, estaban los policías que no aceptaban que traían armas largas, y se demostró que a las 10:40 "no les quedó otra que decir tuvieron que dispar por sobrevivir".

Los agresores, apuntó, tampoco aceptaron haber disparado contra la policía, porque "son ellos que de manera estratégica llevan a los infiltrados para poder decir que la sociedad civil está atacando. Ya no creemos en eso. Hemos vivido durante mucho tiempo eso en el 2006 y ahora en 2016, entonces, ya tenemos la experiencia necesaria y no vamos aceptar ni estamos de acuerdo con la recomendación".

Como la justicia no ha llegado, dijo, se abrió una puerta y tenemos que abrirla aún más por los caídos para continuar con su lucha.

La CNDH emitió ayer la recomendación 7VG/2017 por las graves violaciones a los derechos humanos durante los hechos el 19 de junio del año pasado en Nochixtlán. El organismo precisó que hubo mala coordinación y una inexistente cadena de mando, así como falta de análisis de inteligencia durante el operativo.

Esa situación derivó en que "la fuerza letal fuera empleada de manera desordenada, arbitraria y a consideración individual de cada policía", puntualizó.

Tras su investigación, la CNDH determinó que hubo afectación generalizada que impactó el tejido social de la colectividad y que fueron vulnerados, entre otros derechos, los relativos a la vida, a la libertad, a la integridad y seguridad personal, al principio del interés superior de la niñez, a una vida libre de violencia, al acceso a un recurso efectivo, así como a la justicia y a la verdad.

En su recomendación --dirigida al gobernador Alejandro Murat Hinojosa; al titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales Heredia; al procurador general de la República, Alberto Elías Beltrán, y al fiscal general de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez-- la CNDH reitera que lo que parecía un operativo más para liberar vialidades, encabezado por la Policía Federal, derivó en hechos que implicaron violaciones graves a derechos humanos.

De acuerdo con el ombudsman Luis Raúl González Pérez, el operativo para liberar las vialidades en Nochixtlán, el 19 de junio de 2016, no fue debidamente diseñado, preparado, coordinado y ejecutado, ni se observaron plenamente los protocolos de actuación, sobre todo por lo que hace al uso legítimo de la fuerza y la necesidad de priorizar mecanismos y técnicas no violentas antes de utilizar la fuerza contra la población.

Precisó que a consecuencia del fallido operativo, siete personas murieron y 174 resultaron lesionadas (149 en Nochixtlán, de las cuales 45 fueron por arma de fuego; nueve en Huitzo, y 16 en Hacienda Blanca, uno por arma de fuego); 171 pobladores fueron afectados físicamente por gas lacrimógeno (84 en Nochixtlán, 25 en Huitzo y 62 en Hacienda Blanca); 108 pobladores fueron afectados psicológicamente (86 en Nochixtlán, seis en Huitzo y 16 en Hacienda Blanca) y 43 pobladores fueron afectados patrimonialmente (25 en Nochixtlán, cinco en Huitzo y 13 en Hacienda Blanca).

También hubo 106 elementos policiales lesionados: 74 en Nochixtlán, de los cuales cuatro fueron por arma de fuego; 13 en Huitzo; cinco en Hacienda Blanca y Viguera. Del resto (14) se desconoce el lugar.

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto